Menguante: la transfiguración musical de Rolando Formón

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Dice la sabiduría popular, que al cortar hojas y ramas a los árboles durante la fase lunar menguante, éstos crecerán más frondosos. La luna está solo un cuarto iluminada, (esa luna que parece la sonrisa de Cheshire, el gato negro de Alicia en el país de las Maravillas), lo que podría suponer un tiempo de oscuridad, ya que la luz proyectada por el sol es tan mínima, produciendo la sensación de penumbra y letargo; representa también el comienzo del renuevo lunar, del ciclo cuya siguiente fase es la luna nueva.

Es este proceso el que se expresa en el nuevo proyecto de Rolando Formón, rapero chileno que ya en el 2017, junto a la banda “Makuko de a Pié”, gana el primer lugar en el concurso de la “Nueva Canción Rapera”, con el tema: “América respira”. Formón había comenzado una exploración personal en el freestyle, sin dejar el trabajo colectivo con su banda. Y ese trabajo solista lo lleva a crear su primer sencillo: “Luna Mengua”, en colaboración con Jorge Fortune, que se lanza hoy 29 de enero [Acá link al video: https://youtu.be/7qoatdaQlK8].

Luna Mengua junto a otras tres canciones – Traigo, Invoco y Yo mato – formarán parte de “Mosaico”, su primer EP.

Luna Mengua es una canción que nace de las convicciones propias del autor, pero que surgen a partir de lo colectivo. Ya en sus producciones anteriores, se apreciaba el sentido de sus letras y hacia donde se orientaba el proyecto musical, una propuesta contestataria a los cambios vertiginosos que se están viviendo, no solo en Chile, sino en toda Latinoamérica.

Este quehacer colectivo lo vemos con fuerza en la denominación del ritmo que late en sus composiciones: el Rap-Suramericano, haciendo alusión a una fusión de sonidos variados, donde están presentes los de nuestras culturas ancestrales, las líricas con contenido social y los ritmos criollos y modernos. Todo para que emerjan desde la menguante valores convicciones de una vida mejor para los pueblos latinoamericanos.

Volviendo a las fases lunares, el ciclo propio de este satélite es iniciar su recorrido lumínico en menguante, y paradójicamente, por ser un movimiento circular, su fase posterior es la Luna Nueva, en ese sentido, podría asociarse a que el nuevo proyecto de Rolando viene de un período “nuevo”, (y he aquí las lindas coincidencias relativas), donde justamente su puesta en escena se desarrolla con el concurso de la “Nueva Canción Rapera”.

Período en el cual la maduración de su poesía, tendrá mucho que ver en cuanto a lo que se presentará en el proyecto personal. Al final, de lo colectivo a lo personal y nuevamente a lo colectivo es el camino que Rolando tiene muy presente, es parte de su identidad y su objetivo como músico: “Luna Mengua habla del menguar, darle fuerza al “somos” a algo colectivo. Es un estado de concentración de energía de nosotros, como gente, como país, como Continente”, nos dice Rolando.

Proyección que también está inspirada en el movimiento social chileno, en donde la necesidad por evolucionar y trascender es notable, y sin embargo, puede sentirse ese período oscuro, en el que la línea brillante que se escapa, es el comienzo de un trazo más luminoso. Desde allí nace la inspiración del artista, desde la realidad humana, social. Un tributo a la lucha de aquellas y aquellos que se manifiestan desde otras trincheras, usando el ritmo y los sonidos del rap suramericano, versatilidad del ser humano y su cultura en este continente.

Darle al día a día de los cambios un sonido, como el sonido de las madrugadas o de las aguas cuyo cauce busca renovar el ciclo. La imagen de Luna Mengua se inspira finalmente, en una noche lunar en las tierras que rodean al lago General Carrera, en la región de Aysén, lugar que Rolando conoce muy bien por ser parte de su identidad. Quizá es en estos escenarios indómitos donde nace la necesidad de proyectarse hacia lo “nuestro”, hacia el mosaico que la naturaleza y la cultura suramericana forja a diario.

Share.

About Author

Avatar

Leave A Reply